Introducción

En este artículo, vamos a hablar acerca de un componente vital de los calentadores de agua que quizás no conocías: la varilla de ánodo, también conocida como ánodo de sacrificio.

Explicaremos qué es, cómo funciona, por qué es fundamental y cómo mantenerla en buen estado para asegurar un buen funcionamiento del termo de agua.

¿Qué es la varilla de ánodo?

Es un componente que se encuentra dentro del tanque del calentador de agua. Por lo general, está fabricada en acero y recubierta de magnesio y está diseñada para proteger el depósito de la corrosión.

Resistencia y ánodo magnesio

Puede estar junto a la resistencia eléctrica o de forma independiente. En algunos casos, ambos elementos forman una sola pieza, mientras que en otros son independientes.

Si tu acumulador de agua caliente tiene más de 200 litros, es posible que cuente con más de un ánodo de magnesio. De esta manera, se asegura una protección eficaz y duradera de todo el tanque.

¿Cómo funciona la varilla de ánodo?

Tiene una importante función en el termo eléctrico: proteger sus componentes metálicos, incluyendo el calderín, de la corrosión producida por la actividad química del agua.

¿Cómo lo logra? Pues, al ser más reactivo que el acero, el ánodo de magnesio atrae hacia sí mismo la actividad química producida por la oxidación, evitando que el resto de elementos sufran desgaste prematuro.

Este proceso se conoce como “protección catódica”, y es fundamental para prolongar la vida útil del calentador eléctrico. Gracias al ánodo de magnesio, el termo se mantiene en buen estado por más tiempo, ahorrando costes en reparaciones y reemplazos.

¿Por qué es importante la varilla del ánodo?

Es decisiva porque protege el tanque del calentador de agua de la corrosión, lo que puede causar fugas y daños a largo plazo. Sin ella, el tanque del termo se corroería rápidamente, lo que podría reducir su vida útil significativamente. Por otro lado, ayuda a mantener el agua limpia y saludable al evitar la acumulación de depósitos minerales.

Leer ⇾  Termo eléctrico híbrido: todo lo que necesitas saber

¿Cómo se mantiene la varilla del ánodo?

Esto se puede hacer a través de inspecciones regulares y reemplazando la varilla cuando sea necesario. Aquí hay algunos consejos para el mantenimiento:

Inspección regular

Es recomendable inspeccionar la varilla del ánodo al menos una vez al año. Para hacerlo, apaga la alimentación de energía del calentador de agua, desconecta el suministro de agua y purga el tanque. Luego, saca la varilla del ánodo y examínala cuidadosamente. Si la varilla está cubierta de sedimentos y ha perdido más del 50% de su grosor original, debe reemplazarse.

Reemplazo

Para reemplazar la varilla del ánodo, primero debes desenroscar la varilla antigua y reemplázala con una nueva. Asegúrate de comprar una compatible con tu calentador de agua.

Mantenimiento ánodo de magnesio

Conclusión

El ánodo de magnesio es un componente básico de los termos de agua que protege el tanque de la corrosión. Es vital mantenerlo en buen estado a través de inspecciones regulares y reemplazándolo cuando sea necesario. Al hacerlo, puedes asegurarte de que tu calentador de agua funcione eficientemente y tenga una vida útil más larga.

Reseñas de mejores termos eléctricos

Aparici SC-T 100LT

Termo Eléctrico Aparici BIPOSICIONAL – Eficiente y Duradero

Si estás buscando una solución confiable y eficiente para obtener agua caliente en tu hogar,…

Leer ⇾  Termo eléctrico vs. calentador de agua: ¿Cuál elegir?
Leer más

Preguntas frecuentes

Entradas relacionadas

¿Qué hace la varilla de ánodo en un calentador de agua?
Etiquetado en: